Sopa de miso

Esta sopa puede tomarse a cualquier hora del día, incluso como desayuno, si te decides a sustituir la leche… ¿Y por qué no?

Es un reconstituyente muy potente, ya que su base es un caldo vegetal, el cual aporta minerales y electrolitos necesarios para el organismo (ya sabes, no todo ha de ser proteína, carbohidratos o grasas!) 😉

De hecho, está demostrado que la falta de minerales básicos puede derivar en osteoporosis, solo por poner un ejemplo.

Así que te invito a que la pruebes porque es muy agradable de sabor. Pero ¿lo mejor de todo sabes lo que es?: cómo sienta. Cuando te des cuenta de esto, pasará a ser un imprescindible en tu cocina. Garantizado!

Receta

Ingredientes (para 1 litro)

  • 1 litro de agua
  • 1 zanahoria
  • 1 puerro ó cebolla (uno u otro)
  • 1 nabo blanco
  • 1 trozo de alga kombu
  • 1 trozo de alga wakame
  • 2 setas shiitake secas
  • Mugi miso SIN PASTEURIZAR. (También puedes usar Genmai miso)
  • Perejil

Preparación

  1. Lavar y cortar las verduras a trozos de unos 2 cm aprox.
  2. Preparar el caldo vegetal llevando a ebullición todos los ingredientes excepto el miso. IMPORTANTE: NO PONER SAL.
  3. Cuando empiece a hervir, tapar y pasar a un fuego mínimo. Dejar cocer así durante 20 ó 30 minutos.
  4. Sacar, colar, desechar las verduras y guardar el caldo.
Nota 1:  yo hago 2 litros cada vez y cuando se enfría, conservo en nevera y voy sacando.

Cada vez que se vaya a preparar la sopa de miso:

Sacar la cantidad necesaria y poner en un cazo a calentar. Cuando empieza a hervir, apagar el fuego y deshacer en el caldo una cucharadita de postre de Mugi miso SIN PASTEURIZAR por taza.

Espolvorear perejil o cilantro picado fresco por la superficie antes de tomar.

Nota 2: Hay que asegurarse de que el miso no esté pasteurizado, para garantizarnos que tiene todas las bacterias, que son precisamente los microorganismos que necesitamos.
Nota 3: ¿Por qué es importante no poner sal?: para que todos los nutrientes de las verduras pasen al agua de la cocción por efecto de la ósmosis. Se pueden tomar las verduras si así lo deseas, pero si tomas solo el caldo, en él está todo lo que buscamos en esta sopa. Además de eso, el miso es salado y al añadirlo para hacer la sopa ya no es necesario sazonarlo más.
Consulta el artículo de «Alimentos»: ¿Qué es el miso?

Deja una respuesta

El responsable de este sitio es Paloma Alós Matarredona. La finalidad es gestionar los comentarios, con la legitimación de tu consentimiento otorgado en el formulario. El destinatario de tus datos es Webempresa (el hosting de este blog, ubicado en España) y podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de tus datos.